sábado, 27 de septiembre de 2008

Cerrando las cuentas


Aquí está otra vez vuestro humilde Duende web, una última vez, tal y como prometí. Ahora que la travesura del RoboPanda se ha llevado a término, he revisado las entradas anteriores y des-editado los fragmentos al respecto. Vaya otra ronda de gracias a todos aquellos que ayudaron a hacerlo posible.

El día fue húmedo y lluvioso, pero eso no pareció desalentar a ninguno de aquellos de vosotros que conocí. Me alegró ver a mucha gente luciendo plumas de lechuza en el sombrero y orquídeas negras en la solapa. Le entregué una pegatina de Neil "pantalones espeluznantes" Gaiman hecha por neverwhere.net a todo aquel que vi con cualquiera de las dos cosas y, si te pasé por alto, lo siento muchísimo.

En medio del alboroto y la lluvia intermitente no conseguí hacer una foto del embalaje del panda, pero sé que otros sí lo lograron; si os pusiérais en contacto conmigo, me encantaría colgarlas.

ACTUALIZACIÓN: Eden ha colgado una fantástica serie de tres imágenes de la Presentación del RoboPanda. (A mí me gusta particularmente la forma en que mi cara está oculta. ¡Anonimidad parcial asegurada!) Y Holly envía esta foto de la reacción de Maddy.

NUEVA ACTUALIZACIÓN: Glenda envía este enlace a una foto que tomó cuando yo estaba sujetando el embalaje del panda. Entre el papel marrón, el entramado de cuerda y el interior repleto de circuitos, rogaba por que ningún agente de los que pululaban alrededor de la tienda de Laura Bush, justo al lado, pidiera que lo pasara por los rayos-x.

He aquí una foto que hice con el teléfono móvil y que ofrece un primer plano del Kit Oficial para el Manejo del Panda.

Con todo, lo que imagino que todos vosotros estáis deseando ver es el vídeo de la Presentación del RoboPanda. Permitidme decir en primer lugar que soy un cámara pésimo y os pido perdón. Entre la lluvia, tener que darle la vuelta al RoboPanda después de haberlo sacado de la caja, entregarle a Mr. G el Kit Oficial para el manejo del Panda y con solo dos brazos, la cámara se inclinó bastante hacia la mesa. Además yo estaba demasiado cerca como para conseguir una buena gran angular. Apuntadlo como lección aprendida. Cuando aparezca en su casa con el armadillo traeré a otra persona para que lo grabe.

Eden fue quien, furtivamente, presentó el RoboPanda a Mr. G, ¡y también trajo estupendos pastelitos sin gluten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada