sábado, 20 de septiembre de 2008

Todavía de vuelta. Todavía nocturno.

(Una pequeña corrección a la entrada de ayer: Lorraine me ha dicho que en realidad talaron el árbol que estaba frente a mi cenador porque estaba muerto y les preocupaba que pudiera desplomarse sobre él.)




He empezado a revisar el correo que llegó mientras yo estaba fuera. Montones de cosas fascinantes; he puesto algunas de ellas sobre el tablero de la mesa y les he echado una foto: ejemplares de muestra de The Graveyard Book de Bloomsbury y Harper Collins, junto con la versión en audiolibro en la que yo leo y que contiene buena parte de la versión que Bela Fleck hizo de la Danse Macabre; un ejemplar temprano de An Evil Guest, de Gene Wolfe (¡hurra!); por fin mi propio ejemplar de Anyhow Stories, de Lucy Clifford; la introducción de Scott McCloud a Google Chrome (aquí puedes leerlo en la Red); los folletos de los perfumes para los que Black Phoenix Alchemy Lab [Laboratorio de alquimia Fénix Negro] se ha inspirado en Snow, Glass, Apples ["Nieve, cristal, manzanas"] (ahora agotados en el Black Phoenix Alchemy Lab, aunque las críticas son fascinantes, pero no del todo agotados en el Comic Book Legal Defense Found [Fondo para la defensa legal de los cómics]); y dos ejemplares de Buenos presagios en otros idiomas (uno de los cuales, creo que es checo, tiene la cubierta de Buenos presagios más sensiblera que he visto hasta la fecha):





Qué casa más chula. No estoy seguro de que realmente sea así, quizás sea por el ángulo desde el que hiciste la foto, pero la forma en que los tablones (¿listones de madera?) rodean la parte inferior de la casa hace que parezca que tiene una base circular. Mientras la miraba sentí que si pudiera encontrar la llave y girarla, la base empezaría a girar lentamente y sonaría música. :)

Neil, ¿hay algo que todavía quieres conseguir en tu vida? Algo que te gustaría aprender a hacer pero para lo que nunca encuentras tiempo, un género literario o medio inexplorado que te intriga, una experiencia que te gustaría vivir, ese tipo de cosas. Cuando la mayor parte de las cosas que sabes sobre las personas es lo que ya han hecho y los lugares en los que ya han estado (y es mucho más y más lejos de lo que tú mismo has experimentado), es difícil imaginar con qué sueñan despiertos.


Me encantaría escribir un musical original. Me encantaría escribir una obra de teatro original. (Titubeo antes de decir esto aquí, porque siempre que lo hago mi bandeja de entrada se llena de invitaciones de compañías de teatro para que escriba una para ellos, y tiene más que ver con el tiempo que con el deseo de hacerlo.) Me gustaría escribir un guión cinematográfico extenso que fuera enteramente mío y con el que estuviera satisfecho. He querido escribir un libro de no ficción sobre viajes desde hace más de una década, pero acabo de empezar ese proceso ahora. Más allá de eso, me gustaría seguir aprendiendo. (Esto último suena fatal, ¿verdad? A un paso de "me gusta dar largos paseos por la playa y luego acurrucarme frente a un fuego de leña y escuchar tormentas". Pero de veras que me gusta aprender información y habilidades nuevas. Me hace feliz y evita que me sienta viejo.)


Hola, Neil:

Bienvenido a casa/ al blog. Espero que tengas suficiente tiempo para recuperarte antes de que llegue la fuerza devastadora de The Graveyard Book. Gracias por compartir el "reconocimiento del terreno" con nosotros; parece que todo estuvo bien cuidado durante tu ausencia. Aquí tienes un enlace a un artículo de The Age que trata sobre el uso de tu obra y de la de Shaun Tan y Nicki Greenberg, entre otros, en las aulas (de una facultad cristiana, nada menos):

http://www.theage.com.au/national/graphic-tales-make-novel-teaching-tools-20080920-4knb.html.

Saludos,

Alexia

Me gustó el artículo y espero que llegue a aquellos profesores que necesitan argumentos para ser capaces de traer la novela gráfica a las aulas. (Además, menciona El gran Gatsby, de Nicki Greenberg, que, en lo que va de año, es la novela gráfica de la que más he disfrutado, y que, por razones de copyright, no se puede vender en Estados Unidos ni en Reino Unido. Pero se puede vender en (y desde) Australia, Nueva Zelanda y Canada. Y si puedes hacerte con un ejemplar, es un libro maravilloso.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada