lunes, 17 de noviembre de 2008

Entretanto, las damas desnudas continúan brincando

Una pequeña entrada de felicitación de cumpleaños para alguien que está vivo y alguien que está muerto.

Este es el muerto. Creo que es posible que estos sean los ocho minutos más graciosos jamás filmados en los que alguien te mira fijamente y te habla sobre sus experiencias como minero en una mina de carbón y como novelista.



Y aquí, en una grabación de hace veinte años, están los dos niños del cumpleaños. "Riqueza independiente. Y chantaje."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada