miércoles, 26 de noviembre de 2008

Por fin una entrada útil

Cuando se trata de Acción de Gracias, solo hay una cosa que al parecer se espera de mí, y es preparar la gelatina de arándano.

Y viendo que voy a tener que estar sentado en la cocina otros veinte minutos y solo pararé para remover o espumar de vez en cuando, he pensado que quizás necesitaríais saber acerca de la gelatina de arándano. Es posible. Esto es Internet, después de todo. Y la verdadera gelatina de arándano sabe un millón de veces mejor que lo que venden enlatado.

Aprendí a preparar gelatina de arándano en un maravilloso libro de cocina llamado Beat This, de Ann Hodgman. (Me parece que está más o menos agotado, pero en Amazon abundan ejemplares nuevos y usados.)

Coge 450 gramos de arándanos frescos, dos tazas de agua, dos tazas de azúcar (yo suelo usar menos, ya me que me gusta menos dulce) y una pizca de sal.

Lava los arándanos y retira los que estén blandos.

Lleva el agua a ebullición. Añade los arándanos, el azúcar y la sal.

Déjalo cocer durante mucho tiempo. No, todavía más tiempo. Unos 25 minutos, quitando la espuma rosa cuando la veas aparecer y removiendo siempre que te acuerdes.

Estará lista cuando los arándanos se vuelvan espesos y parecidos al jarabe: yo cojo una taza de agua fría y vierto un poco en la gelatina: cuando la gota mantiene su forma, lo has hecho bien.

Luego te das cuenta de que no tienes un molde para la gelatina, pero recuerdas que siempre hay algún tupperware en alguna parte, así que dejas que la gelatina se enfríe solo un poquito (para evitar que el tupperware se funda; ya sé que eso es poco probable, pero me preocupa) y luego viértela en él. Déjala fuera hasta que se haya enfriado lo suficiente como para refrigerarla y luego métela en el frigorífico. Al día siguiente llena el fregador de agua caliente, mantén el molde o el fondo del tupperware bajo el agua durante unos segundos y luego dale la vuelta sobre un plato. (Ann Hodgman dice en este punto: "Si se derrama en una gran explosión líquida y acaba por todas partes, no la cociste lo suficiente".)

Ahí tenéis. Por fin una entrada útil.


[Corrección: sí, sé que puedes añadir corteza de naranja o de limón, aroma de almendra, un chorrito de alcohol, especias diversas, y que incluso puedes hacer como Todd Klein y añadir manzanas y naranjas, pero yo siempre he creído en no complicar las cosas...]

...

Henry Selick es entrevistado sobre Coraline en Collider. Es una pequeña vídeo-entrevista estupenda.

Mientras que yo, todavía con mi bronceado de China, hablo sobre tradiciones familiares navideñas en un vídeo de la página web de Harpers.

1 comentario:

  1. no sabía que fueses cocinero :)

    besos

    I did not know who was a cook:)

    kisses

    ResponderEliminar