sábado, 1 de noviembre de 2008

Los últimos días

Estoy empezando a formar parte de la humanidad otra vez. Hay enormes cantidades de e-mails esperándome, algunos de los cuales sin duda pasaré por alto, y si me has enviado un e-mail de negocios grande e importante y parece que no lo he recibido, espera un par de días y envíamelo otra vez.

El programa original para esta semana estaba perfectamente bien. Solo se convirtió en algo imposible cuando nos enteramos de que el lunes era día festivo en Dublín, y Dublín pasó del lunes al jueves, pero en realidad ninguno de nosotros de dio cuenta, así que acabé la semana habiendo dormido unas cuatro horas por noche, y el día de ayer comenzó a las seis de la mañana en la televisión matinal de Dublín, después volé hacia Reino Unido y allí me entrevistaron, firmé cajas de libros, bebí té y luego hice una lectura. Estuve un tanto malhumorado durante la lectura, creo que fundamentalmente por la falta de sueño. (Aprendí que no es buena idea dejar que el móvil suene mientras estoy cansado y en medio de una lectura. Tampoco es buena idea hacer una foto detrás de otra cuando las luces de sala siguen encendidas, el clic digital de tu cámara suena demasiado fuerte y yo voy de mal en peor.) Firmé durante muchas, muchas horas para mucha gente.

En algún momento me dormí en la cama de un hotel, completamente vestido.

Hoy tocaba reunión acerca de una posible película de The Graveyard Book, ver a familia y amigos y un viaje para asistir al último espectáculo de French and Saunders en Drury Lane, donde llegué a decirle a Dawn lo mucho que me gustó su libro de cartas, Dear Fatty ("Querido gordito"). Y sí que me gustó.

Tengo un número casi infinito de pestañas abiertas, y voy a enumerar todas las que pueda para poder cerrarlas y así hacer que este ordenador vaya más rápido:

Una calabaza de M is for Magic: http://www.flickr.com/photos/75966475@N00/2979008524/

Aint It Cool han visto 30 minutos de la película de Coraline. CHUD también.

Un entrevistador de Gales me preguntó acerca de el hecho de que Richard Dawkins esté tratando de evitar que los niños lean cuentos de hadas. Luego un amigo me envió un artículo del Daily Telegraph para mostrarme que se ha pasado de la raya. Lo raro del artículo es que las citas del profesor Dawkins no dicen lo que el artículo dice que él dice, si entendeis lo que quiero decir, y las propias citas parecen tomadas bastante fuera de contexto, como si estuviera respondiendo a preguntas que no vemos. Raro.

Bookwitch habla conmigo en Edimburgo.

Pásate por el Black Phoenix Alchemy Lab (Laboratorio de Alquimia Fénix Negro) y echa un vistazo a las fragancias preliminares de su gama The Graveyard Book: http://www.blackphoenixalchemylab.com/graveyardbook.html

Un estante de libros falso inspiró un número de la revista literaria The Lifted Brow. Canciones e historias y más cosas, todas ellas con título de libros del estante de libros imaginario. La canción mía que se incluye, Bloody Sunrise (Amanecer sangriento), está ahora disponible en http://www.saidthegramophone.com/archives/you_could_beat_him_with_a.php , al menos durante un tiempo. La canta Claudia Gonson, y se trata de una pequeña canción de un vampiro triste de los años sesenta.

En Said The Gramophone se dice que:

Si Said the Gramophone hubiera pedido a Magnetic Fields que escribiesen una canción de Hallowe'en para que la publicáramos hoy, habrían escrito "Bloody Sunrise", de Neil Gaiman. Aunque Neil Gaiman ya la habría escrito y nos la habría enviado, fingiendo
ser Magnetics Fields, pero así las cosas hay que empezar a mirar antes de poner el pie. En cualquier caso, aquí está, para todos aquellos de vosotros que ahora mismo esteis poniendo una peli de zombies y hayáis encendido el fuego y por la noche vayáis a repartir caramelos a pequeños y solitarios niños felices.

(Michael Hearst ayudó a Claudia e hizo los arreglos.)

Hay un acto del Fondo para la defensa legal de los cómics (Comic Book Legal Defense Found) el sábado 8 de noviembre; detalles aquí. Se representarán algunos cómics. Yo seré parte del público y no actuaré.

Aquí estoy yo en la página web de Borders, con la cazadora que me regaló Jonathan Carroll. No parece que esté promoviendo un boicot.

Una larga entrevista que Jayne Nelson me hizo para SFX empieza en http://www.sfx.co.uk/page/sfx?entry=neil_gaiman_exclusive_part_1

A.S. Byatt y yo hablamos sobre fantasmitos y cosas por el estilo en el BBC World Service: http://www.bbc.co.uk/worldservice/arts/2008/10/000000_strand_thursday.shtml

Una reseña un tanto rara de The Graveyard Book (con spoilers, supongo, aunque la mayor parte de ellos sean tan fiables como la descripción del tiempo al comienzo): http://www.metro.co.uk/metrolife/books/article.html?The_Graveyard_Book_follows_in_the_footsteps_of_Harry_Potter&in_article_id=378314&in_page_id=28 y otra mucho menos rara: http://www.computercrowsnest.com/articles/books/2008/nz13226.php Y otra más: http://www.thebookbag.co.uk/reviews/index.php/The_Graveyard_Book_by_Neil_Gaiman

Una reseña fantástica del libro en The Independent.

A partir del título, The Graveyard Book homenajea levemente las historias de Mowgli de Kipling, pero aborda los triunfos y los terrores del paso a la edad adulta con el mismo respeto y se deleita igualmente en la narración de la historia. Guarda un preciso equilibrio entre misterio y revelación, búsqueda y contemplación, banalidad y rotunda locura: es un acelerado secuestro a campo traviesa en mitad de la noche, en el que aparece una pandilla de espíritus desgarbados con nombres como el Duque de Westminster y el Trigesimotercero Presidente de Estados Unidos, y el evocadoramente evanescente momento en el que los muertos abandonan el cementerio para bailar con los lugareños vivos, son puntos a mencionar. Y hay al menos dos momentos lo suficientemente aterradores como para helar la sangre incluso del adulto más inconmovible.

Esta breve, oscura y sabrosa aventura merece convertirse en un clásico moderno de la literatura infantil: tiene más misterio, emoción y sabiduría en un solo capítulo que todos los dilemas de telenovela, las piruetas huecas y el dogmatismo moral de las miles de páginas de la franquicia Potteriana.



Una más corta en el Sunday Times. Un encantador artículo de Amanda Craig en las páginas de literatura del sábado en el Times, con una foto en la que salgo leyendo en el cementerio de Abney Park.



Un concurso del patrón-de-costura-de-Coraline. http://ysolda.com/wordpress/2008/10/30/coraline-contest/

Y ¡la!. Soy un placer común, y creo que eso es algo maravilloso.

Vale. A la cama. Mañana temprano salgo para casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada