miércoles, 12 de noviembre de 2008

Mira a su alrededor con cara de sueño...

Llegué a casa una media hora después de que terminara mi cumpleaños. Pasé durmiendo la mayor parte de ayer; al menos no recuerdo nada de ayer aparte del momento en que miré por la ventana y me percaté de que tenía que haber estado nevando durante un rato sin que yo me diera cuenta, y de ver Las aventuras de Sarah Jane con Maddy, y de haber recitado el diálogo pocos segundos antes de que lo hicieran los personajes, con la entonación adecuada y todo, lo que la hizo sospechar que yo había visto el episodio antes y me hizo explicarle que no, que simplemente sabía lo que venía.

Tengo montones de enlaces que reseñar y pestañas que cerrar, pero creo que lo reservaré para una entrada que publicaré más tarde, esta noche, para ahora sacar a pasear al perro por la nieve: esta mañana me he dado cuenta (en el dentista, mientras me colocaban un nuevo chisme para la apnea del sueño) de que llevo en la carretera desde julio, y de que mi agotamiento es culpa mía, por tonto, y el año que viene, excepto cuando sea ineludible, o en caso de que ya me haya comprometido, me quedaré más o menos en un sitio y escribiré.

Miriam Berkley (http://www.publishersmarketplace.com/members/MiriamBerkley/) ha encontrado unas fotos que me hizo cuando Sandman comenzó. A veces no parece que hayan pasado veinte años desde que se publicó el primer número de Sandman. Pero luego veo una foto mía de cuando tenía 28 años recién cumplidos y sí que lo parece, cada minuto y cada año.


(Yo, hace veinte años, con la primera de un largo linaje de chaquetas de cuero negro.)

Desde que se anunció la publicación de Complete Death, la gente ha escrito para preguntar por qué no era una Edición Absolute. A la gente le gustan mucho los volúmenes de Absolute Sandman (y anoche estuve leyendo Absolute Sandman, Volumen 4 y el tamaño y el nivel de detalle me dejaron realmente impresionado, en particular la reproducción de los dibujos a lápiz que Michael Zulli hizo para El velatorio, que son extraordinarios, y de veras entendí el por qué). Y, dado que la gente ha seguido escribiéndome para preguntarme sobre esto, empecé a plantearme por qué vamos a tener una edición que sería de diferente tamaño y forma que los Absolutes. Hace poco hablé con la gente de DC cómics sobre esto (en especial porque, tras el éxito comercial y de la crítica que han tenido los volúmenes de Absolute Sandman, les estaba empezando a resultar obvio que tendría sentido mantener el formato) y, en el último momento, Paul Levitz tomó partido por mantener la coherencia de las ediciones y hacerme a mí más feliz (y espero que también a vosotros). (Gracias Paul.) Así que no habrá Complete Death en marzo, pero sí habrá Absolute Death más adelante el año que viene...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada