jueves, 11 de diciembre de 2008

"Estoy dispuesta a ofrecerte un trato si el libro vende..."

La gente me dice: Neil, tienes un pelo extremadamente insólito. ¿Por qué razón?

Y yo digo: probablemente es genético. Aquí tenéis una foto de mi tía abuela Bertha, mi abuelo, mi abuela y mi tía abuela Dora, en 1920. Fijáos en lo extraño del pelo. Puede que mi abuela haya o no haya tenido el pelo raro, aunque decididamente lleva un sombrero raro. (Puedes estar en contra de los cigarrillos si lo deseas. No sé por qué mi abuela sostiene un cigarrillo; no creo que fumara nunca. Quizás es de mi abuelo.)

(He comenzado a elaborar mi árbol genealógico en Geni.com y he invitado a diversos miembros de la familia a que colaboren, y las imágenes más asombrosas han ido saliendo de no se sabe dónde. O al menos de la caja de viejas fotografías de mi tía Janet.)



Hola, Neil:

Solo quería hacerte saber que la clave "OTHERWORLD" se puede emplear para acceder a todo el contenido en vídeo disponible hasta ahora en la página web de Coraline, al menos que yo sepa. Puede que quieras publicar esto para que así otras personas no tengan que molestarse con las contraseñas (que son geniales, aunque algo engorrosas). Gracias, Neil.

- Peter

Eso es muy útil; gracias. Y además hay varios vídeos nuevos. (Estoy nervioso. En una semana veré por fin la película acabada.)

Esto es de Andrew Burday:

Respecto al caso australiano de la parodia de los Simpson: el juez no parece estar confundido acerca de la existencia de caracteres de ficción. Él dice que una representación de Bart Simpson es una representación de una persona, a diferencia de una representación de un perro o de un alienígena del espacio. Se le cita diciendo que el delito sería más grave "si las personas fueran reales".

Lo que es realmente espeluznante es la motivación que el juez concede a la ley en su interpretación. En Estados Unidos, la motivación usual que se aduce para la supresión de pornografía infantil es la de proteger a niños reales que podrían estar implicados en su producción. En apariencia esa es también la motivación de la ley australiana, pero es evidente que no puede aplicarse en este caso; por otra parte, el juez compara este caso con uno en el que hubiera niños reales implicados. No obstante, el juez va más allá para afirmar que el gobierno tiene un interés legítimo en suprimir material que podría "estimular la demanda de material que sí implica el abuso de niños".

Lo espeluznante de eso es que prácticamente cualquier expresión que tenga que ver con la pornografía infantil y no la condene podría leerse como algo que "estimula la demanda". (En serio, lo mismo harían los gestos de censura, puesto que crean frutos prohibidos.) Podría decirse que este e-mail y la entrada de tu blog estimulan la demanda de porno infantil al criticar ciertas leyes que están en contra del mismo. Tú y yo podríamos ser perseguidos por el delito de pornografía infantil por el simple hecho de haber denunciado este intento de criminalizarlo. Según esta interpretación de la ley, la ley puede suprimir legítimamente su propia oposición. Menudos procesos democráticos tenemos.

(He intentado ser breve, pero ha sido para adelantarme a una objeción obvia: supón que hubieras incluido un enlace a la parodia de Los Simpson para que los lectores pudieran ver por sí mismos lo que se estaba censurando, o supón que una descripción linguística cuente como "representación" para la ley australiana. Entonces tu entrada y mi e-mail incluirían representaciones.)

Muchas gracias.


Querido Neil Gaiman:


¿Está agotado Odd and the Frost Giants? Porque quería incluirlo en mi lista de deseos para Navidad, y parece que amazon.co.uk ya no lo vende; solo refiere enlances a otras tiendas.

Gracias por escribir. Me encantan tus historias.

Emily

P.D. Yo fui una de las muchas personas a las que firmaste The Graveyard Book en el National Book Festival y quería darte las gracias por dibujar una lápida en mi ejemplar, porque pude enseñarle el dibujo a mi clase de la guardería, a pesar de que el libro es para cuando sean un poco más mayores. (Estuvieron de acuerdo conmigo en que es "guay".) También les he leído Los lobos de la pared y El día en que cambié a mi padre por dos peces de colores, que fueron bien acogidos, así que me preguntaba si Crazy Hair ha sido o va a ser publicado como libro ilustrado.


Crazy Hair se publica a finales del año que viene en Estados Unidos y Reino Unidos.

Sí, parece que Odd and the Frost Giants está agotado. Eso forma parte de ser un libor del Día mundial del libro. Todo el mundo lo hizo gratis para que el libro pudiera costar una libra, pero eso solo ocurre una vez.

Harpers debería publicarlo en Estados Unidos en 2009, y con el tiempo Bloomsbury lo reeditará en Reino Unido, aunque puede que antes esperen a que escriba otra historia sobre Odd. (Odd en Jerusalén, quizás. Estoy bastante seguro de que estuvo allí.)

Me ha escrito mucha gente para hablarme de la Rebellyon; http://www.guardian.co.uk/music/2008/dec/03/dresden-dolls-roadrunner es un artículo de The Guardian sobre esto, y aquí Ms Palmer escribe al respecto. (Además, http://blog.amandapalmer.net/post/63879023/dispatch-from-aspen-salt-lake presenta una bonita imagen en la que salimos Amanda y yo en la mesa de mi cocina firmando 700 tarjetas de condolencia con una foto de Amanda muerta en el reverso. Por cierto, la mesa estaba atestada de otras personas desayunando, pero no se las ve.)

Hola me llamo Andrea bucy he visto la película stardust y pretendo leer el libro que escribiste me preguntaba si yo podría escribir un spin-off que tenga algunos de los mismos personajes y escenario. Pero quería tener tu permiso antes porque si fuera a publicarlo no quiero que alguien me persiga porque les he robado la idea. Estoy dispuesta a ofrecerte un trato si el libro vende te ofreceré legalías del 60/40 50/50 o 40/60 no escribo solo por dinero pero soy consciente de que para algunas personas como Jane Austen son y era parte de la vida y pagan muchas cosas con el dinero que ganan con sus libros. Así que lo que te pregunto es si a lo mejor podríamos hacer un contrato que diga que me has dado permiso, solo si me das permiso, para usar tus ideas y tu trabajo en mi historia y tú te llevarás el mérito. Por favo respóndeme.

No estoy muy seguro de por dónde empezar. Si quieres escribir fanfiction, puedes hacerlo. No me importa. Secuelas y precuelas y encuentros y emparejamientos y qué sé yo qué más. Puedes publicarlo en la web. Pero no puedes publicarlo en el mercado. Tienes que permanecer en la acera no comercial, lo que significa que no puedes venderlo, ni siquiera si, al igual que Jane Austen, lo haces por la pasta. De otro modo podrían suceder cosas malas en las que se verían implicados abogados de editoriales y abogados de estudios cinematográficos, y te arruinarían la semana. Confía en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada