miércoles, 15 de octubre de 2008

Ethel el Aardvark hace de aparejador...

Ahora mismo tengo un poco de jet-lag y la cabeza como un bollo. Todo resulta borroso y la mayor parte de las conversaciones terminan conmigo diciendo: "Probablemente deberías mandarme un e-mail y decirme que hemos tenido esta conversación". Pero no pasa nada, supongo, dado que la cura solo consiste en descansar, recuperar sueño perdido y, quizás, sacar a pasear al perro durante un día o dos.

Ya se han publicado las listas de ventas y The Graveyard Book está en efecto en el número uno. Y mientras estaba tecleando esto he recibido una llamada de Elise, mi redactora, que me ha dicho que seguimos en el número uno por segunda semana consecutiva, todo un logro para un libro que, por lo que me siguen diciendo, nadie consigue encontrar. Mi relato favorito está en http://folkchick3.livejournal.com/380582.html, donde la tentativa de comprar The Graveyard Book se convierte en algo parecido a esto:



(La pista de vídeo se ha perdido, así que aquí tenéis el audio y algunos fotogramas.)

Y luego tenemos un quejumbroso e-mail llegado desde Melbourne...

Hola, Neil:

Me parece que la respuesta por parte de las librerías australianas frente al lanzamiento de The Graveyard Book el próximo 1 de noviembre es, en el mejor de los casos, mediocre.

Vivo en Melbourne y he preguntado a todos los vendedores del centro de la ciudad y alrededores acerca de la fecha de publicación, con la esperanza de que alguna tienda hubiera pedido ejemplares de muestra. Descubrí que la mayor parte de las franquicias parecen no saber nada al respecto o siquiera preocuparse lo suficiente como para cumplir con la fecha de publicación.

Esto me deja perplejo, pues hubiera pensado que The Graveyard Book recibiría bastante bombo publicitario después de tu visita de hace unos meses.

¡La librería Borders más cercana en Melbourne solo se molestó en pedir cinco ejemplares!

Teniendo en cuenta que pretendo comprar más de un ejemplar, estoy preocupado por los otros fans australianos que se han visto obligados a esperar un mes más para que The Graveyard Book llegara a las antípodas.

De veras desearía que en Melbourne hubiera una librería Kinokuyniya como la de Singapur, o incluso como en Sydney (algo muy difícil de admitir para un melbourniano como yo).

Saludos,
Daniel

Hmmm. Hablando en calidad de autor del libro en cuestión...

Creo que mi sugerencia principal sería que llamaras a las librerías para ver si lo tienen y reservar tu ejemplar si así es. La editorial australiana, Allen and Unwin, en Sydney, tendrá muchos ejemplares que querrá vender en grandes cantidades, y si las librerías venden sus ejemplares, pedirán más a la editorial (esperemos) y los libros deberían llegar a las tiendas extremadamente rápido. No es como si los ejemplares repuestos en Melbourne fueran a llegar en barco desde Inglaterra.

Otra posibilidad para el problema que estáis teniendo para encontrar el libro en Australia (aparte de que no haya llegado aún) es que puede que tengáis que preguntar por dos ISBNs diferentes: por un lado está la edición infantil http://www.allenandunwin.com/default.aspx?page=94&book=9780747569015, que se publicará en noviembre, y por otro la edición para adultos http://www.allenandunwin.com/default.aspx?page=94&book=9780747596837 que, según la página web, saldrá en diciembre.

Me han dicho que, en Estados Unidos, los de Borders se han dado cuenta de que han vendido muchísimos ejemplares de The Graveyard Book a pesar de las dificultades que la gente está teniendo para encontrarlo y que tienen previsto poner algunos ejemplares en la entrada de la tienda para que sean más fáciles de encontrar. Y esto llena mi corazón de amor por Borders.

Y mi corazón ya está lleno de amor por las tiendas independientes de todo el mundo que han puesto el libro en la parte de la tienda que ellos quisieran y por la gente de las grandes cadenas de librerías que está ignorando los decretos corporativos y apilando los libros junto a la entrada.

Me gustaría sugerir una cosa a las personas que trabajan en una librería; si es el tipo de tienda que cuenta con "recomendaciones del personal", podríais recomendar The Graveyard Book, lo que trasladaría algunos ejemplares a la entrada de la tienda. Asimismo queda poco para Hallowe'en y si tenéis decoración de Hallowe'en para niños o adultos podríais aseguraros de que hay ejemplares de The Graveyard Book en ambas mesas.

He oído hablar de algunos clientes a los que les ha dado por llevar ejemplares adicionales de The Graveyard Book por las librerías para luego ponerlos donde ellos creen que deberían estar. No es algo que yo recomendaría, sobre todo porque puede acabar molestando a los empleados cuando traten de enviar a la gente a las secciones donde sus ordenadores les dicen que están los libros.

Por otro lado, colocar los libros que te gustan (o que fueron escritos por amigos tuyos) con la portada a la vista, si solo se ve el lomo, es algo por lo que ningún jurado te condenará jamas.

...

¡Hay una línea de bolsos que lleva el nombre de William Gibson! (Y es divertido. Yo no quiero que una línea de bolsos lleve mi nombre, lo que suprime un poco el factor envidia, pero si hubiera una línea de estilográficas William Gibson me moriría de envidia. Si quieres crear una línea de estilográficas Neil Gaiman, estoy tan dispuesto. Siempre y cuando sean guays.)

William Carlos Williams fue un mal compañero de piso.

Mi ayudante, Lorraine, encontró un hogar para los dos gatos bengalíes que había acogido y ahora va a acoger a un "F1", mitad gato leopardo asiático, mitad doméstico. Le deseo suerte...

Y esto me ha alegrado; sospecho que también enviado desde Australia:

Buen día, Neil.

Gracias. Si no hubieras mencionado las influencias de The Graveyard Book nunca habría leído la maravillosa obra de Kipling El libro de la selva (ni hubiera seguido con El segundo libro de la selva, que creo es una lectura incluso mejor).

Nunca sospeché que las historias de ambos libros estuvieran tan bien escritas y fueran tan entretenidas como algunas de las otras obras cortas de Kipling (me vienen a la mente El hombre que pudo reinar y Tan fácil como ABC). Walt Disney se tomó muchas libertades con las historias (sorpresa, sorpresa), lo que mató mi interés por leer los libros durante más de 30 años. Cuando al fin le descongelen tendrá que responder de muchas cosas. ;-)

Así que gracias otra vez. Estoy deseando leer The Graveyard Book tan pronto como llegue por correo.

Steve

....

Y por último, me acordé de un artículo publicado en Onion hace casi ocho años y me preguntaba si seguía vigente hoy...

Y seguía más vigente de lo que esperaba. http://www.theonion.com/content/node/28784

...

PD: Según Reuters, a Bloomsbury le está yendo bien durante la crisis crediticia, y "Títulos de Heston Blumenthal, J.K. Rowling y Neil Gaiman publicados recientemente también han demostrado gozar de popularidad". ¿Qué tienen en común dos de los tres libros publicados este otoño a los que se hace referencia (y todos los autores)?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada