viernes, 10 de octubre de 2008

Sin dormir y ligeramente aturdido

Estoy teniendo un día muy extraño. En un estado de ligero aturdimiento post-tour volé hasta Reino Unido, donde me esperan cuatro días de cosas por hacer. Hasta ahora he cumplido con la mitad de mi lista para el Día Uno: he visto a Holly (mi hija mayor) y a Amanda Palmer mientras interpretaba "I Google You", pero no en YouTube. Para hacer esto último me encontré aceptando leer los comentarios de la carátula trasera de Who Killed Amanda Palmer a modo de introducción al escenario (y fue divertido), después de lo que me subieron de un tirón a un escenario para hacer los coros y tocar la pandereta estilo qué-coño-estoy-haciendo-aquí-creo-que-me-he-convertido-en-Davy-Jones en "Oasis" (y fue... insólito).

Problemas con los teléfonos móviles, complicados por un e-mail que acabo de recibir de mi ayudante en el que me señala que el cargador de mi teléfono sigue en casa.

Dentro de poco me meteré en un coche y me dirigiré al Cornualles profundo para asistir a un cumpleaños. Luego volveré directo a Londres para tener un día de encuentros y entrevistas. Luego cojo un avión a Estados Unidos, a casa, y sufro un colapso total y absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada